En 1994, la Organización de las Naciones Unidas define la violencia contra las mujeres  como “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño  físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad ya sea que ocurra en la vida privada o en la pública”.  Por tanto la violencia de género acaba convirtiéndose en un término que hace referencia a la violencia específica contra las mujeres en una relación basada en la desigualdad entre la mujer y el hombre en la que éste asume el poder y el control.

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre  de Medidas de protección integral contra la violencia de género, en el Título preliminar considera que la violencia de género se manifiesta por la  desigualdad y “las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia” (P. 42168). Así mismo esta Ley, en este mismo párrafo considera la violencia de género como “todo acto de violencia física y psicológica, incluida las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de la libertad(P. 42168)

Este tipo de violencia se ha ido definiendo y enmarcando en un contexto determinado a través de aportaciones realizadas por la Health on the Net Foundation (2005) o la American Psychological Association (2005), entre otras.

Según estas publicaciones, se considera mujer maltratada a aquella que sufre abuso físico, mental, emocional (psicológico) y/o sexual, durante un período de tiempo amplio por parte del cónyuge o por parte de otra figura masculina dominante.  Este abuso puede darse en relaciones sentimentales, durante el matrimonio o vida en pareja, durante la separación y divorcio.

La situación de maltrato o de violencia, va configurándose en el tiempo y Walker habla del ciclo de la violencia que se establece del siguiente modo:

Ciclo violenciaflecha

 


Blog de Musicoterapia

Desde 2014 colaboro con la Fundación Alanna haciendo musicoterapia con mujeres víctimas de violencia de género. Si me tuviera que definir con tres palabras sería Apasionada, Valiente e Inquieta. Para saber más https://blogdemusicoterapia.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: